Puntos blancos o manchas en la superficie de las uñas

Los puntos blancos pueden ser un síntoma de falta de calcio en el organismo. Sin embargo, es más probable que sean el signo de una infección fúngica de la superficie de la uña

En ese caso, la uña puede dañarse y desmenuzarse cada vez más y acabar volviéndose de color marrón o gris. Esto no solo afecta al aspecto estético, sino que el hongo puede ir extendiéndose por toda la uña. Si no se trata, puede resultar doloroso.